Anécdota personal de terror en Monterrey

Esta anécdota personal de terror que les comparto, me paso a mi, no es nada que saque de un libro, ni de historias de terror, que me hayan  compartido, es de la vida real, cuando tenia la edad de 17 años, salimos de la ciudad de Guadalajara, Jalisco en el año 1988 o 1989 no recuerdo con exactitud bien, con rumbo a la ciudad de Monterrey Nuevo León, con los familiares de mi señor padre.

Como bien dice el dicho, llegamos con una mano adelante y otra atrás, pero aun con algunos ahorros, que nos permitían vivir algunos meses, en los que mi papa se acomodaba en algún trabajo, al llegar a casa de mis tías, en el centro de la metrópolis regio montana  llegamos  a una casa, que de por si, estaba chica y que no cabían mas gente, con tantos familiares viviendo juntos, en un pequeño departamento, del centro de la ciudad, nos tuvimos que cambiar

Total que el muerto y el arrimado a los 3 días apesta, tuvimos que buscar, una casa de renta, como nuestra vida en Guadalajara, era la de la  típica familia de clase media (aun existía esa clase en esas fechas), quisimos rentar una casa con las mismas características,   a la que vivíamos en Guadalajara y la que mejor se acomodo fue una casa duplex muy grande en la colonia Linda Vista (para los que viven en Monterrey, cerca del monumento a la madre, esto para que la ubiquen)

La casa de dos plantas muy moderna por cierto, la parte superior que era en donde vivían los dueños y la parte inferior que es la que rentaban , cosa curiosa, ya que por lo regular siempre los dueños se acomodan en la mejor parte de las casas, la mas amplia, pero aquí no fue el caso, aquí era al revés,  cosa que no tomamos en cuenta, ya que la casa era muy bonita, en una muy buena colonia (tirando le a clase media alta) y lo mejor que era barata, para el lugar en que se ubicaba.

La casa que tenia su cochera, y al entrar había una pequeña sala y le seguía el baño que enfrente daba con la recamara de mis padres, y luego la cocina que colindaba con el cuarto, que le toco a mi entonces pequeña hermana,  y al final el cuarto de lavado con un baño extra que colindaba con la recamara que me toco a mi.(les comparto un croquis para que se den una idea de como era)

Llegamos pagando un mes de renta y el deposito que la mayoría de los que rentan te piden (por si quedas a deber algún recibo de servicio ) y para no hacerla mas larga estuvimos ahí solo 3 semanas, los primeros días que estuvimos en la casa, para nada sentimos, nada extraño, es mas con los problemas económicos que nos agobiaban y que se nos acababa el dinero, no notamos nada raro.

A la segunda quincena de vivir ahí, me empezó a pasar algo curioso a mi, escuchaba ruidos en el patio,(un pequeño patio de no mas de 1 metro de ancho por 8 metros de largo que media la casa aproximadamente) le platicaba a mis papas de lo que escuchaba y veía en la barda , mi madre escéptica, no me creía, le decía que en la barda que daba a la ventana de mi cuarto, yo veía unos ojos rojos, que se me quedaban viendo, yo me imaginaba que era un gato que quería entrar pero ya era muy seguido y empezaba a darme miedo

A mi madre que no me creía del todo, y cansada de escuchar mis quejas de lo que veía, me dijo en una ocasión que si me daba miedo me quedara a dormir con mi papa y que ella se quedaba en mi cuarto, (esto para demostrarme que solo me imaginaba cosas, esa misma noche se regreso y me dijo que tenia razón y que si veía unos ojos en la barda que se le quedaban viendo)

Al otro día me quede en el cuarto de mi hermana que colindaba con el comedor/cocina pero en lugar de tener una pared de blockes era como un ventanal interno que podíamos ver la cocina, así estuve con mi hermana por algunos días

Para esto, mi familia que solo se compone de mis padres, mi hermana y una pequeña perra (la bola) de raza maltés/french poddle que ya tenia sus varios añitos con nosotros y que acostumbraba a dormirse en la cama de mi hermana, en los últimos días de estancia en esa casa, me sucedió algo feo, empece a escuchar después de media noche que rascaban abajo de mi  cama, lo cual no le di importancia por algunos dias, no se me hacia extraño, por que la pequeña perra, lo hacia en varias ocasiones, avisandonos  que quería salir  al baño, pero que si no le hacías caso, al poco tiempo se calmaba y esperaba a que mi papa la sacara a hacer sus necesidades ya  por la mañana

En una ocasión y al ver que no se calmaba la perra, y por los constantes rasguños abajo de mi cama, como a las 3 de la mañana, se me ocurrió preguntarle a mi hermana que si no había sacado mi padre a la perra, por que ya era mucha la necedad , de querer salir, la sorpresa que me lleve fue cuando mi hermana me dijo que no era la primera ocasión que escuchaba los rasguños, pero que la perra no era por que ella la tenia abrazada.

Fue entonces cuando tuve que prender todos los focos y despertar a mis papas, la solución fue: dormir todos en el primer cuarto, mi mama en la cama grande con mi hermana y la perra y yo con los colchones en el piso con mi papa, así duramos de 3 a 6 días  la verdad no recuerdo con exactitud cuantos días fueron

Fue así como los pocos días que estuvimos en esa casa, de cada quien dormir en su recamara, terminamos todos en la primer cuarto, amontonados y con miedo, nuestra idea era irnos de esa casa, pero a donde?  y con que (monetaria mente no podíamos pagara otra vivienda,)  una cosa que cuando llegamos a esa vivienda ,que nos llamo la atención es que en la cocina, había un humo negro como de algunas veladoras, cosa que no le dimos importancia, pero que creo que fue parte de los sustos que nos llevamos ahí,

 

Al final y antes de que se cumpliera el mes de renta nos dimos a la tarea de, dejar Monterrey por la paz y buscar nuevos horizontes en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, para lo cual contratamos una mudanza que tardaría algunos días en llenar y llegar a esa ciudad fronteriza, ya en los últimos días, a el ultimo que le paso algo fue  a mi papa en la madrugada, al ir a el baño y salir de ahí  una sombra negra le atravesó por completo, y hizo que mi papa se pusiera pálido del susto, ya que el nunca le  había pasado una experiencia igual, fue cuando nos fuimos a Nuevo Laredo

Al tener un mes de Deposito y el arrendador, al no querer regresar el dinero, le dejamos la casa a un tío, hermano de mi papa, para que viviera ahí por algunos dias  y si le gustaba seguir con la casa, el mes de renta era gratis y eso le gusto, pero el gusto, no le duro mucho ya que por lo que conto a el y a su esposa, las agresiones fueron peores, y del miedo que le causo los espantos, a los que fue objeto, hizo que a los pocos días, 6 días para ser exacto,  dejo la casa.

Conclusión: creemos que en esa casa, que era muy moderna,  practicaron algún tipo de magia negra o  ritual con alguna ouija, algo por el estilo, ya que era muy agresivo los espantos que ahí nos dieron, y tomando en conclusión que los arrendadores nunca vivieron en la parte de abajo, creo que si sabían lo que pasaba. Espero que les haya gustado este pequeño relato de lo que me paso y que al contarles se me volvió a poner la piel de gallina cuando recordé algunas cosas que viví en esa vivienda.


No dejes de visitar nuestras Leyendas Cortas para más leyendas nuevas y terrorificas.
{ 9 comments… add one }
  • ruth 21 febrero, 2013, 18:09

    Muy bueno

    • bazingaw 21 febrero, 2013, 19:17

      Gracias saludos

  • chequita rojas 14 abril, 2013, 19:46

    me gusto y si me dio un pokitin de miedo

  • jorie 12 mayo, 2013, 12:27

    bueno no me gusto se oye muy aburrido y no me dio adsolutamente nada de miedo

    • bazingaw 15 mayo, 2013, 0:03

      Lastima que no te gusto amigo jorie, respeto tus gustos y te invito a que sigas leyendo otras leyendas, a lo mejor alguna te interesa, saludos

  • jhuli 13 mayo, 2013, 10:12

    Medio mucho miedito

  • nenita emoxa 15 mayo, 2013, 13:39

    es tuvo muy lar pero si dio miedo

  • Yo 30 octubre, 2013, 11:20

    Cual es la direccion de la casa? Quiero ir

  • suelo laminado barato 13 marzo, 2017, 4:42

    Buenisimo post. Gracias por publicarlo…Espero màs…

    Saludos

Leave a Comment

Leer más
Leyenda del fantasma de la vela

Conocemos infinidad de historias relacionadas con carreteras malditas y todos los eventos sobrenaturales que se desarrollan en torno a ellas,...

Leyenda La sonrisa de la mujer

Seguimos con mas cuentos cortos de terror de México, que un Hombre llamado Jalisco tenía el don de ver los...

Cerrar