Carcajadas burlonas

Ahora esta de moda, en reuniones con los amigos, que después de una linda velada, se reúnan en una fogata en el campo o en un rancho a contar las anécdotas por las que han pasado y claro vivido, muchas de ellas son de la vida de cada uno de ellos o de anécdotas picaras que a cada una de las parejas les a tocado vivir.

En esas reuniones, se tocan todos los diversos temas que las parejas tienen, en una ocasión  tocamos el tema de las leyendas de terror, las cuales son fáciles de contar ya que es un tema que a todos en esa reunión nos apasiona.

La pareja que me viene a la mente, es la de unos amigos que recién casados, vivían en Monterrey y en donde tenían su lugarcito para vivir era muy chico, la dueña de la casa, al tener mucho terreno, había hecho un cuarto de madera en frente, de un lado, su casa en el otro lado y un pasillo que daba para una casita en el patio.

Como esta pareja, así cuenta, no tenia los recursos necesarios para tener mas que un cuarto de madera, ahí seguía, pero en una ocasión  al amigo le subieron de puesto en su trabajo y dio la casualidad, que los que vivían en la parte trasera, no duraban mas de unos cuantos días, se fueron el mismo día, todos pensaban que no les gustaba ir por el pasillo a su casa y que por eso no duraban.

Hubo coincidencias, le dieron el aumento a mi amigo y los inquilinos de esa casa, se salieron a los cuantos días  sin siquiera terminar, el mes que habían pagado, pues así paso, la pareja empezó a limpiar la casa, pintar las paredes, y a empezar a mover todos los muebles, que no eran muchos, pero que si cansaban.

Después de unas horas de tanto ajetreo, la pareja termino de cambiar todos y cada uno de los muebles, y lo ultimo fue el colchón en la base de madera, ya oscuro, se quedaron dormidos, no pasaron mas de una hora, eran como las 10 de la noche, cuando empezaron a escuchar ruidos, pero el cansancio  de la mudanza no los dejaba levantarse, por la ventana llegaba la luz de la luna llena que iluminaba la recamara, en donde descansaban.

luna llena

A los minutos de no hacer caso,empezaron a mover el colchón levemente, cada uno de ellos pensaba que era el otro y por lo cansado, ni se decían nada, pero el movimiento cada vez era mas brusco, hasta que se levanto la cama unos centímetros  y cayo de golpe, que fue cuando al fin reaccionaron, muertos de miedo, salieron de esa casa, corriendo como despavoridos, y al salir escucharon unas carcajadas burlonas, que se escuchaban en el lugar.

Ellos como muchos mas, perdieron su deposito, su mes adelantado de renta y hasta los pocos muebles que tenían  el miedo y esas carcajadas, cuentan que nunca podrán olvidar.

pareja

Cuenta la pareja, que al otro día  que quisieron reclamar a la dueña de las viviendas, no quiso hacerse responsable, alegando que era algo ajeno a sus posibilidades y que todo había comenzado, cuando unos inquilinos iniciaron una sesión espiritista, hacia unos años atrás y que antes de eso las personas duraban años, así que aquí entra la responsabilidad de no meterse a sesiones espiritistas y a jugar con los espíritus, que nunca sabes con quien puedas tratar.

Se preguntaran, si reclamaron a la dueña, por que no sacaron los muebles, pues cuentan los amigos que contrataron a unos de mudanza y que cuando trataron de entrar, aparte de que no podían abrir la puerta cuando entraron, escucharon la carcajada burlona en pleno día y una voz de ultratumba, que les dijo que se fueran, así que optaron por dejar todo ahí.

Leyendas como esta, se tocan en varias ocasiones en las reuniones a las que asisto, tratare de compartirlas todas y cada una de ellas con ustedes.


No dejes de visitar nuestras Leyendas Cortas para más leyendas nuevas y terrorificas.
{ 2 comments… add one }
  • Caty Campos 27 mayo, 2013, 16:27

    que buenas historias y son de verdad?

  • chequita rojas 6 junio, 2013, 10:23

    muy interesante relato me dio miedo 🙂

Leave a Comment

Next post:

Previous post:

Leer más
Leyenda de la niña con ojos de fuego

Los Mendoza eran una familia muy unida, así que acordaron mudarse todos juntos a un nuevo lugar cuando el hijo...

leyenda de terror no invoques a los muertos
No invoques a los muertos

Este relato de terror, que ahora les comparto, es la que le paso a una tía abuela, que junto a ella a...

Cerrar