El ojo de Badajoz

Salvador se encontraba quitando la mala hierba de su jardín, cuando su podadora se atoró con lo que parecía una piedra. Apagó la maquinaria y la retiró para poder observar con mayor claridad el objeto.

No se trataba de ningún pedrusco, sino que era una especie de ladrillo rojo con una cruz dorada en el medio. La recogió del suelo y la limpió con una franela. Al quitarle el polvo y los restos de suciedad se le cayó una gema que tenía en la parte central. Salvador la guardó en su bolsillo y fue a contarle a su esposa lo que había sucedido.

– Mira lo que encontré en nuestro jardín. ¿Está bonito no?

– Sí, pero… ¿Qué es?

– Creo que es una pieza religiosa, pero para salir de dudas mañana iré a mostrársela al padre Romualdo.

Dicho y hecho. A la mañana siguiente Salvador fue a primera hora a visitar a su amigo el párroco. Romualdo no salía de su asombro al observar esa pieza.

– ¡Pero si es la roca de Cortés! ¿Dónde la encontraste?

– En mi jardín. ¿Porque la pregunta?

– Esta reliquia sagrada la han buscado los españoles desde la época de la colonia, se creía que había sido destruida en una batalla que sostuvieron los aztecas con el ejército ibérico. De acuerdo a la leyenda de fray Augusto, se dice que esta pieza acompañaba a Hernán Cortés desde antes que llegara a México. Según cuentan los cronistas de aquella época, esta reliquia tenía la capacidad de curar a sus tropas. Por eso, hasta tomó la decisión de quemar sus naves, pues sabía que tarde o temprano la victoria sería para ellos. ¡O no!, le falta el ojo de Badajoz, un rubí que controla el poder del talismán. La leyenda dice que quien lo encuentre, deberá asegurarse de que la pieza esté completa, de lo contrario caerá una maldición en él y en sus hijos.

– Yo lo tengo padre. Se le cayó y lo guardé en mi bolsillo. No pensé que fuera tan importante.

– ¡Magnífico, que buena suerte!

Salvador colocó el rubí en su sitio y la reliquia disparó un rayo de luz en contra de una de las paredes del templo, destruyéndola en mil pedazos.

– Pienso que llevarla a un museo, será lo mejor. Dijo Romualdo.

– Creo lo mismo padre.

En la actualidad, la roca de Cortés, se encuentra exhibida en uno de los recintos históricos más importantes de la ciudad.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Leer más
Leyenda del fantasma de la vela

Conocemos infinidad de historias relacionadas con carreteras malditas y todos los eventos sobrenaturales que se desarrollan en torno a ellas,...

Casa vecindades
Jarro de barro llenos de monedas de oro

Hola al ser una persona de 65 años e pasado a lo largo de mi vida por muchas situaciones, de...

Cerrar