Fantasma en la terminal del ferrocarril

Este es un cuento de terror, que paso de mi abuela a mi madre y de ella a mi, y  dijo que todo lo que me contó fue real. esto paso hace ya muchos años en la ciudad de Torreón, Coahuila,  en donde el entonces presidente municipal de aquella época   puso bancas en el parque que se encontraba enfrente de la terminal del ferrocarril, esto con el fin de dar  comodidad de la gente que viajaba por ferrocarril de esa época  y que era mucha ya que para aquel entonces era la mayor fuente de transporte de una ciudad a otra.

Se conocía que la terminal del tren colindaba con un panteón, las bancas desde los primeros días empezaron a ser maltratadas por los vándalos de la época y entonces se opto por contratar a un vigilante para que las cuidara, todo bien los primeros días pero cosa curiosa los que contrataban para velar y cuidar se empezaban a enfermar y declinaban de seguir con la encomienda para la que habían sido contratados.

La situación, siguió con cualquier persona que contrataran, cosa que al alcalde de la ciudad, le empezó a parecer extraño,  preguntando a sus subalternos de la situación tan curiosa, escucho una leyenda, un tanto descabellada sobre un fantasma que se les aparecía y que  asustaba a todos los veladores que pusieran los gobernantes, cansado de la situación encomendó a una persona de su  confianza, un policía de toda la confianza y amigo del presidente municipal al que le apodaban “El Pelón Alvarez”, un tanto queriendo quedar bien con su amigo, no pudo decir que no.

Se sabe que acudió a la encomienda, sin temor alguno, pero al día siguiente no se presento a sus labores, como muchos veladores anteriores, se reporto con enfermedad, para el presidente esto fue el colmo y fue al hospital en el que estaba el policía amigo de el, solo para que alcanzara a contarle lo que le había sucedido y fallecer.

Le comento que todo estaba normal y sin novedades, pero al llegar la media noche, un frió que calaba los huesos empezó a llegar, esto junto con una neblina muy densa, seguido de unos lamentos, al parecer de una mujer, por lo que, como buen policía escéptico y con valor fue a investigarlo.

 Con la neblina densa, alcanzo a notar una silueta blanca de donde provenía ese ruido que parecía un llanto, sin notar nada aun por la bruma que no dejaba ver mucho, se acerco a la dama para decirle que era tarde para andar en la calle, al notar que provenía del panteón y que cada ves se acercaba mas pero no se notaba que caminara, pero si que avanzaba, en el momento quedo petrificado al ver la mujer de blanco que estaba suspendida en el aire, por casi medio metro del suelo, el rostro no se le notaba, pero los ojos de un color rojizo que parecía lumbre, se le dejo ir sin que pudiera hacer nada por impedirlo, en ese momento de lo impactado, se desmayo.

Y al terminar de contarle todo, el policía jurando hasta su ultimo aliento que lo que le había pasado era verdad, murió en el acto en los brazos del amigo que lo había mandado a tal encomienda, el presidente municipal, desde ese entonces, determino no volver a poner a nadie al cuidado de las bancas que estaban en el parque, dicen que aun ahora se escucha a lo lejos el llanto de el fantasma de la mujer de blanco que sale del panteón que esta en la terminal del tren, como les comento esto es un cuento de terror que por generaciones de familia nos lo han contado, ahora cuando mi hija crezca se lo contare.

Mas cuentos en: Leyendas de Terror

{ 1 comment… add one }

Leave a Comment

Leer más
Taxista antiguo
Encuentro del taxista con la muerte

Como casi todas las leyendas de terror, muchas pasan de boca en boca, esta no fue la excepción  es la historia...

La lápida sin nombre

Gonzalo pasaba todas las tardes frente al cementerio municipal, pues era parte de la ruta que transitaba para llegar a...

Cerrar