La leyenda del castillo invisible

Se cuenta la historia de un ambicioso monarca que gobernó durante la Edad Media, el cual buscando salir vencedor ante cada batalla, hizo un pacto con el Diablo, para que su castillo pudiera ser invisible; aparecer y desaparecer a voluntad, obedeciendo sus órdenes.

El convenio exigía al gobernante entregar a cambio las almas de sus siervos cada cinco años, lo cual no era posible pues el Rey no tenía este derecho sobre las personas a su cargo, sin embargo, no se detendría ante nada para lograr lo que deseaba, y aceptó sin dudar, haciéndole creer al maligno que podría cumplir con su parte sin dificultad. No obstante, es bien honrado aquel dicho: “más sabe el Diablo por viejo que por Diablo”, y dejó que su majestad siguiera con el juego.

Una vez que el castillo fue invisible, el señor de las tinieblas vino por sus almas y al no poder disponer de ellas, se cobró con la del soberano. Lo dejó atrapado en el castillo y condenado a vagar eternamente dentro de él, así el espíritu torturado de aquel hombre mentiroso emite gritos de auxilio cada vez que la construcción aparece, luego sus gritos se ahogan y desaparecen también con el castillo.

Además tiene la tarea de reunir las almas prometidas, atrayéndolas hasta el castillo, solo que esta será una deuda imposible de cubrir, pues está sujeto a él, por toda una eternidad.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Leer más
Leyenda corta de la laguna azul

La laguna Sauce Cocha, en Tarapoto, distrito del Sauce, Perú, es un bello cuerpo de agua de aproximadamente cinco kilómetros...

El ojo de Badajoz

Salvador se encontraba quitando la mala hierba de su jardín, cuando su podadora se atoró con lo que parecía una...

Cerrar