La muerte de Aranza

Mi novia y yo íbamos de regreso a nuestro hogar conduciendo por la carretera libre. Al pasar por una curva escuché como se ponchaba un neumático. El automóvil comenzó a moverse de forma errática y tuve que utilizar toda mi pericia para que no fuéramos a golpear directamente contra el muro de contención.

Sin embargo, no me percaté que adelante de nosotros se hallaba un tráiler con doble semirremolque. Como el impacto era inminente, lo único que hice fue cerrar los ojos y esperar lo inevitable, es decir, la muerte.

El auto salió volando por los aires y caímos al vacío. Yo perdí el conocimiento por unos momentos, hasta que el humo proveniente del motor me despertó. Mire hacia el asiento del copiloto y vi como Aranza tenía un pedazo de vidrio clavado en el cuello.

Con voz temblorosa le dije:

– No te preocupes mi amor, voy por ayuda. Sólo te pido que no te muevas ni trates de sacarte eso que tienes en el pescuezo, ya que si lo haces puedes desangrarte.

Ella asintió con la cabeza. Posteriormente de una patada abrí la portezuela de mi lado y salí tambaleándome. No había dado ni un solo paso cuando caí desmayado.

Desconozco cuánto tiempo transcurrido, pero al momento de abrir mis ojos vi como una ambulancia ya había llegado al lugar del accidente. Entre sueños me pareció ver a un perro con botas, aunque luego observé que aquello era sólo una camilla.

Me le acerqué a un paramédico y le pregunté:

– Oiga ¿qué sucedió con la joven que estaba en el auto?

– No se apure señor, el doctor Vlad la está atendiendo allá. Respondió el hombre.

Levante la vista y observe horrorizado como el supuesto galeno mordió el cuello de mi novia sin que nadie hiciera nada.

– ¡Qué le sucede! ¿Está loco? La va a matar.

– Ella está muerta, sólo estoy succionando su deliciosa sangre. Contestó el doctor.

Me quedé helado al darme cuenta que aquel hombre era un vampiro. Fue entonces cuando todo tuvo sentido, incluso el extraño nombre. Recordemos que Vlad Draculea, le sirvió de inspiración a Bram Stoker para crear su celebérrima novela de terror.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Next post:

Previous post:

Leer más
Leyenda del Cakuy

Cuenta una vieja leyenda sobre un hermano y hermana que vivían en el monte. El chico era bueno, siempre buscaba...

Leyenda corta de la carretera fantasma de Paiporta

Las historias que hablan de carreteras embrujadas sobran en todo el mundo, muchas de ellas se relacionan con fantasmas, espectros...

Cerrar