Leyenda corta del Marinerito

Mudarse a una nueva casa, siempre implica un cambio, pero ninguno tan inesperado como el de encontrarse que el lugar que pretendes habitar, ya está ocupado, y por un inquilino que no puedes desterrar tan fácil, pues pertenece al mundo de los muertos.

Así le sucedió a una familia en 1889 cuando compraron una casa antigua en Stuyvesant Square, Filadelfia. Mientras los adultos ocuparon su tiempo en la remodelación del lugar, su pequeña hija instaló una guarida de juegos en el ático y pasaba ahí la gran parte del tiempo.

Extrañamente, cuando los padres se desocuparon de sus quehaceres, la niña siguió confinada en el ático, pues según sus propias palabras prefería la compañía del niño que vestía botones brillantes. Esto fue preocupante para el matrimonio, así que indagando un poco, descubrieron que la familia que vivió ahí antes, perdió un hijo al ahogarse en el rio y que este, llevaba un traje de marinero.

En padre entonces, no se separaba de la niña cuando subía ático, y cierto día, ella le comentó que su amigo recién llegaba, había salido de la chimenea, la cual estaba tapiada. El hombre sintió un impulso de romper los ladrillos, como si el niño lo llamara desde dentro, pues ahí se encontraba su cadáver, aun con chaqueta de marinero. Posteriormente se descubrió que fue asesinado y no murió ahogado como sus padres hicieron creer.

Pero afortunadamente, al descubrirse todo esto, su alma pudo descansar en paz.


No dejes de visitar nuestras Leyendas Cortas para más leyendas nuevas y terrorificas.
{ 1 comment… add one }
  • alexandra 24 noviembre, 2014, 13:42

    que linda y buena historia

Leave a Comment

Next post:

Previous post:

Leer más
Cuentos de un alma perdida

No soy un tipo miedoso ni mucho menos, pero tengo que ser precavido, porque desde hace días me siento vigilado,...

Columpios en el rancho
Columpios en el Rancho

Cada Invierno en la zona norte de México  en el estado de Tamaulipas, la gente se organiza para ir a los...

Cerrar