Leyenda de la carretera A229

Se presume que la carretera A229 de Kent a Sussex (Inglaterra) puede ser uno de los caminos más encantados, ya que cuenta con al menos dos espectros de comunes apariciones. El primero; corresponde a una mujer que salta frente a los vehículos, y después desaparece. El segundo fantasma; es un autoestopista que sube a los autos hablando de los errores del mundo, diciendo que él puede solucionarlos y en un punto específico del trayecto, se desvanece.

Los testigos de estos perturbadores eventos, sostienen que la mujer los mira fijamente mientras el vehículo la golpea. Los conductores entran rápidamente en pánico, pensando que la han herido, o peor aún, matado. Pero cuando bajan a prestarle auxilio, es imposible encontrarla, no hay cuerpo, ni evidencias del impacto en el coche.

La joven simplemente desaparece, se esfuma después del accidente, así se enteran que se toparon con un fantasma, el famoso espíritu de Judith Langham, una chica fallecida cuando el auto Ford en el que viajaba junto a tres compañeras se estrelló con un Jaguar en 1965. El chofer del Jaguar huyó dejando atrás a una pasajera herida.

Judith logró llegar con vida al hospital, pero ahí murió mientras su prometido la acompañaba. Esta fatalidad sucedió un día antes de su boda, por lo cual, muchos invitados asistieron a la celebración para encontrarse con la terrible noticia.

Muchos creen que ella ha encantado el camino, ya que todos los testigos de las apariciones de la fantasmal mujer, aseguran que viste un traje nupcial cuando salta frente a los autos.


{ 2 comments… add one }

Leave a Comment

Leer más
Leyenda del barril de ron

Hace algo de tiempo, un hombre compró en el centro de Bodmin Moor, Inglaterra, una granja, en la cual había...

La cabaña de la playa

El cielo estaba totalmente de color gris, los rayos y truenos comenzaron a caer mientras la gente buscaba un lugar...

Cerrar