Leyenda de la niña con ojos de fuego

Los Mendoza eran una familia muy unida, así que acordaron mudarse todos juntos a un nuevo lugar cuando el hijo mayor obtuvo una beca para la universidad. Sus recursos no eran suficientes para conseguir algo en plena ciudad, así que algo en las afueras, les acomodó mejor, sobre todo porque el padre conocía muy bien las labores del campo y tenía mejores oportunidades de trabajo. La casa era muy grande, después de acomodarse, sobraron habitaciones. El jardín se unía además con un modesto bosque, pero bastante entretenido, en especial para los dos más pequeños de la casa, Artemio de diez y Olivia de ocho.

Los niños jugaban libremente en la arboleda, pues era fácil no perderlos de vista desde cualquier lugar en la parte trasera de la casa. La niña era quien pasaba más horas en el bosque, se le notaba muy ansiosa por salir al estar en casa, no quería siquiera convivir con su familia. Además de esto, la madre notó actitudes extrañas en Olivia, pues en varias ocasiones había sorprendido a la chiquilla, parada, inmóvil, aparentemente muy concentrada y haciendo ademanes propios de una conversación, sin embargo, no había frente a ella alguien con quien platicar. A veces corría entre los árboles, mirando de un lado al otro, como si intentara atrapar a alguien.

A pesar del incomodo comportamiento de Olivia, la familia no estaba alerta, hasta que el hijo mayor llegó de una fiesta, pasada la media noche. Entró a la casa muy agitado, gritando como loco, no pudo decir lo que ocurría, simplemente llevó a sus padres junto a la ventana, señalando un punto en el bosque, donde podían verse dos puntos rojos, prestando mayor atención se notaba claramente que eran un par de ojos, ardiendo con mayor intensidad que el fuego. Por momentos se apagaban súbitamente, y aparecían en otro lugar entre los árboles.

Nadie dijo nada del tema, estaban seguros que no se trataba de algún animal, habían pasado mucho tiempo entre ellos, y sabían perfectamente que sus ojos brillan en la oscuridad, no arden como el fuego. La primera precaución fue prohibirle a Olivia que jugara entre los árboles, también empezaron la construcción de una cerca, apenas oscurecía se encerraban bien en casa, mientras padre e hijo se turnaban en la ventana, haciendo guardia acompañados de una escopeta. Durante varias noches estuvieron invadidos de nervios, pues aquel par de antorchas encendidas, se mantenían fijas hacia ellos, los observaba también, vigilaba, transmitiendo desde la distancia, un miedo incontrolable que les hacía gritar apenas les llegaba el sueño.

El hijo no pudo soportar en un momento la presión, disparó hacia su acechador esperando que un par de balas acabaran con aquel sufrimiento, los demás miembros de la familia se levantaron y fueron hacia la estancia para saber que pasaba, solo que Olivia no estaba con ellos, intentaban ir a buscarla, peroles interrumpieron los gritos de Artemio en la puerta trasera, usando un tono que causaba escalofríos, él estaba viendo como algo se arrastraba desde el bosque, chillando, retorciéndose, mostrando sus ojos de fuego intermitentes. El asombro no pudo ser mayor, cuando vieron que la criatura culpable de tanto miedo, no era otra más que Olivia, la más pequeña de su familia, quien ahora agonizaba frente a ellos.

A pesar del dolor que les producía la escena, aún estaban temerosos de acercarse a la niña, no entendían porque sus ojos ardían y no tuvieron oportunidad de averiguarlo, pues una anciana decrepita, vestida con harapos negros, y de grotesca apariencia, los alejó del cuerpo a bastonazos, repitiendo incesablemente: – ¡Es mía, es mía!, para después llevarse a la herida niña, arrastrando hacia el bosque, en unos segundos este se cubrió con una niebla espesa, y al disiparse, no había rastros de la anciana, de la niña o del bosque…todos ellos habían desaparecido.

Leyenda de la niña con ojos de fuego


No dejes de visitar nuestras Leyendas Cortas para más leyendas nuevas y terrorificas.
{ 1 comment… add one }
  • Naioby Carolina Jauregui Martínez 13 diciembre, 2016, 21:16

    Estuvo chida y tenebrosa y diabólica

Leave a Comment

Leer más
Cuento corto del guerrero samurái

Los cuentos cortos de Japón tienen valores universales que son aplicables en cualquier época. El relato que te queremos compartir...

Leyenda del espectáculo de ventriloquia

Desde hacía más de una semana Julio esperaba con ansias a que llegara el día sábado, ya que su padre...

Cerrar