Leyenda de la Yacumama

Calificar Leyenda

Se cuenta que entre la densa vegetación de un bosque, se encontraba un lago muy poco visitado por los que vivían en la cercanía y conservado en secreto, pues aunque parecía un lugar tranquilo, muchos le temían, decían que tenía “madre”, una que cuidaba el lugar celosamente, y cubrían con desgracia a aquel que se atreviera a pescar en sus aguas.

Hasta ahí, llegó un pescador siguiendo el curso de una corriente de agua, y creyéndose el primero en descubrir aquella maravilla, se puso a pescar muy contento augurando muy buenos resultados. Sin embargo no fue así, apenas se metió en el agua, notó un movimiento inusual de ella. Su vaivén no era natural, y de pronto sintió que algo salía del fondo.

Acto seguido, vio frente a él una cabeza del tamaño de un autobús, suspendida a más de un metro de altura, a primera vista parecía una serpiente, pero sus largas orejas paradas y lengua puntiaguda, evidenciaban que estaba frente a la Yacumama.

El hombre hizo todos los esfuerzos por salir de ahí, pero la vegetación le cerraba el paso, obedeciendo las ordenes de aquel ser supremo protector de las aguas del amazonas que le seguía a toda a prisa. En esa ocasión, el pescador pudo escaparse al encomendarse a Dios, se fue con las manos vacías, porque la madre de aquellas aguas no quiso regalarle sus frutos.

Pero, se dice que no todos tienen la misma suerte, y las personas que se adentran en esos lagos encantados, se ven atrapados por una sorpresiva tormenta, que no es más que la Yacumama alborotando las aguas, para que las embarcaciones naufraguen y las personas queden a su merced.


{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Leer más
Cuentos de una herencia maldita

La casa en la que vivo no me había dado miedo jamás, a pesar de que en ella murieron la...

La limusina

El presente para la ocasión constaba de un ramo grande de rosas rojas, acompañado de una pulsera de oro con...

Cerrar