Leyenda de los aparecidos

Los chicos bromeaban en el auto, asustándose unos a otros, y es que el ambiente de la carretera se prestaba para ello. Ese camino en particular era muy conocido debido a sus incontables historias de fantasmas y aparecidos.

Frente a ellos iba una camioneta negra, la cual salió del camino en un movimiento súbito, dejándoles ver que una chica parada a mitad de la calle, era la razón de su desvío. Los jóvenes por poco la atropellan también, pero el conductor alcanzó a maniobrar en el último momento.

Después de la consternación, fueron a socorrer a la chica, quien lucía algo distraída. Ni si quiera notó que estuvieron a punto de arrollarla y tampoco respondía al interrogatorio o regaños de los que bajaron del auto. Por su apariencia, supieron de inmediato que algo malo le ocurrió, pues sus ropas estaban sucias y rasgadas, además del evidente estado de shock.

La subieron al auto, y luego fueron a ver como estaba el conductor de la camioneta. El tipo aun permanecía aferrado al volante, con el rostro pálido y la mirada fija hacia enfrente, no evidenciaba mucho susto, pero su actitud lo decía todo. Los chicos lo bajaron de la camioneta para llevarlo al auto y con ambos a bordo, regresaron para reportar el incidente.

Al llegar a la comisaria, ella estaba llorando la llevaron a descansar a una de las oficinas, para interrogarla cuando estuviera calmada, mientras, el hombre de la camioneta, guardaba silencio, consiguiendo así, su propio sitio de descanso.

Los chicos pudieron explicar lo sucedido, y tras varias horas de estar declarando, salieron de ahí, tan asustados como los policías de guardia. Resulta que al amanecer, la chica y el hombre de la camioneta habían desaparecido de forma extraña, pues jamás se les vio salir por la puerta, la cual era la única salida de aquellas oficinas y que se encontraba bien custodiada. Simplemente se habían esfumado…

Lo curioso, es que sobre el pizarrón de la comisaria, había una foto de una mujer desaparecida, y esta, correspondía de manera exacta con la muchacha encontrada a mitad del camino. Del conductor de la camioneta no tuvieron idea, pero la hipótesis más aceptada, cuenta que probablemente tuvo que ver con la muerte de ella y espíritu de ambos, permanece penando en la carretera hasta que todo se aclarado.

Desde entonces la escena se repite comúnmente, y aun así, los policías no pueden acostumbrarse a recibir un par de fantasmas en su capitanía, y verlos desaparecer al amanecer.


{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Leer más
Leyenda Terror helado

Aquiles llegó temprano a la entrevista de trabajo, tuvo que esperar un poco de tiempo pues su interlocutor se había...

La mancha en el anaquel

Si llegaste buscando leyendas de terror reales, llegaste al lugar indicado. El domingo pasado fui a una venta de garaje...

Cerrar