Leyenda del Caá-porá

El Caá Porá es un fantasmón del monte de la región guaraní, que vaga por los montes protegiendo a los animales de los cazadores y quien les procura desgracias. Se dice que captura a las personas, para después chuparlas y devorarlas.

En cuento a su descripción, se le atribuyen formas muy contradictorias, a veces se dice que es un gigantesco hombre, cubierto de pelo y de gran cabeza, a veces se le ve montado en un pecarí o bien andando, apoyado en un bastón, mientras fuma en una macabra pipa hecha con una tibia y una calavera humana ya que este es su alimento predilecto. Por otra parte, se dice que es una mujer que protege a los animales, dispersando a los perros de caza a garrotazos aprovechando su invisibilidad. Otras veces, Caá -Porá puede aparecer bajo el aspecto de un hombre negro y malvado que golpea a los cazadores y a sus perros impidiéndoles trabajar. Y otras veces puede aparecer como una bella mujer que desnuda, causando la locura de los hombres que se internan en la profundidad de la selva. También se cree que puede convertirse en un perro o cerdo fantasma que echa fuego por sus fauces para aterrorizar a quienes pisan sus dominios.

Si el motivo de la cacería es proveerse de alimento, el caá-porá quizás ayude a conseguir las presas, pero si considera que los cazadores intentan dañar a los animales bajo su protección, puede, a su juicio, devorar a los animales que el hombre mata, para que la cacería no tenga éxito o sencillamente atacar a los cazadores y asesinarlos, devorándolos luego.

{ 1 comment… add one }

Leave a Comment

Leer más
leyenda de la niña de la mansion de la condesa
Leyenda de La niña de la mansión de la Condesa

María Elena Domingo, Junto con su esposo, el flamante hombre de negocios, Rafael Acosta, viajaban rumbo a la ciudad de...

Juntos hasta la muerte

Una pareja de casados, que ya tenía sus años de matrimonio, de altibajos, debido a los celos enfermizos de la...

Cerrar