Leyenda del misterioso paciente

Si eres fanático de los cuentos de terror cortos, te garantizamos que esta historia estremecerá tu piel y te llevará a pensar más de una vez antes de pasearte por los solitarios pasillos de un hospital durante la noche.

Esta misteriosa historia fue vivida y sufrida por una enfermera realmente trabajadora y dedicada a su profesión, la cual muchas veces ni siquiera regresaba a su hogar con el fin de mantener a sus pacientes bien atendidos. De esta manera, la mujer ya se había acostumbrado a la soledad del hospital durante la noche y realmente no le causaba ningún tipo de incomodidad el pasearse a lo largo de estos extensos y helados pasillos.
Una determinada noche la enfermera notó una anomalía en un pasillo del tercer piso, la puerta de la habitación 13 se encontraba abierta, la luz encendida y ningún paciente se encontraba dentro. Ante esta sorprendente noticia, la enfermera se comunicó con personal de seguridad a modo de emprender una búsqueda inmediata, más aun teniendo en cuenta que se trataba de un paciente mayor a los 80 años y que posiblemente podría sufrir algún accidente en las escaleras.

Lo cierto es que la enfermera no tardó mucho en encontrar al paciente, este hombre mayor había salido por sus propios medios de la habitación y simplemente había recorrido unos cuantos metros en este mismo tercer piso. La enfermera se encargó de llevarlo nuevamente a su habitación y realizó una revisión a modo de comprobar su estado de salud, dándose con que el paciente se encontraba en perfectas condiciones.

Noches posteriores a este evento, la enfermera se encontraba nuevamente en este tercer piso realizando tareas fuera del horario de trabajo, cuando repentinamente hoyó un ruido que la dejó perpleja, como si algo hubiera golpeado el suelo del pasillo.

Al incorporarse y salir a comprobar este misterioso ruido, se dio con algo espeluznante, la puerta de la habitación 13 yacía en medio del pasillo, como si alguien o algo la hubiera arrancado directamente desde la pared. Desde ya, el paciente no se encontraba dentro de la habitación, y todo dentro de ella estaba revuelto y desordenado.

La enfermera, atónita ante este espeluznante evento, decidió bajar hasta el primer piso en busca de ayuda por parte del personal de seguridad. Se emprendió la búsqueda del paciente nuevamente, aunque esta vez sin resultados satisfactorios. Las horas pasaban y el personal afectado a la búsqueda no podía entender cómo este hombre había desaparecido de esta manera, ¿habría escapado?.

Horas más tarde, acudieron otras enfermeras al lugar, mujeres que ejercían su trabajo en este tercer piso exclusivamente. Lo extraño es que las mismas sostenían no conocer a ningún hombre mayor de las características físicas descriptas por la mujer. Tras chequear el tercer piso en su totalidad se dieron con una noticia realmente estremecedora, esta habitación numero 13 no se encontraba en uso hace aproximadamente 5 años, cuando un hombre mayor decidió quitarse la vida debido a la soledad y depresión en la que se veía inmerso.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Leer más
Leyenda de la niña con ojos de fuego

Los Mendoza eran una familia muy unida, así que acordaron mudarse todos juntos a un nuevo lugar cuando el hijo...

La leyenda de la llorona
La leyenda de la Llorona

Nací en una ciudad grande, pero cuando llegué a la adolescencia, me volví un joven ruidoso y parrandero. Para evitar...

Cerrar