No invoques a los muertos

Este relato de terror, que ahora les comparto, es la que le paso a una tía abuela, que junto a ella a su hija las asustaban mucho, esto paso en Monterrey Nuevo León  y desde que tengo uso de memoria en las casas que ellos habitaron siempre les asustaron, nunca relacione, que mi tía abuela por comentarios de mis padres, se dedicaba a leer cartas, hacer brujerías y de ahí creo que viene todo.

Su casa que era rentada, pero que vivieron por mas de 20 años, era una casa muy grande, me acuerdo como si fuera ayer, era de dos plantas, una casa muy bonita y que tenia un patio inmenso, todo en cementado y con dos cuartos de servicio, que en años anteriores habían sido de unos tíos abuelos que no me toco conocer.

Les hablo que esto, es por los años 80´s yo tenia a lo mucho 12 años y mis papas nunca quisieron, quedarse a dormir en esa casa, me acuerdo que eran 3 tías muy viejitas de alrededor de 65 a 70 años y curiosamente y como es la muerte parte de la vida se murieron dos de ellas y la que se dedicaba a la brujería no se moría.

En monterrey muchas de la población  se ayudan alquilando a estudiantes que viven en casas que están cerca de las universidades y es una fuente de ingresos para las familias, me acuerdo que las tías vivían en la parte inferior y los huéspedes en la parte posterior.

Decían todas los que vivían en esa casa, que si era verdad que asustaban, era por una de las huéspedes  pero al cambiarse de casa, que al ser muy grande y no alcanzar a pagarla por los altos costos de mantenimiento, los huéspedes acostumbrados a la tía abuela se cambiaban con ella,  y seguían asustando.

Me acuerdo, por comentarios de mi madre que a la hija de mi tía abuela, de nombre Silvia, decía que le quitaban la cobija por las noches, les movían las llaves de lugar entre muchas cosas y mi tía ya viejita, decía que eran puras invenciones de su hija, (aun que después acepto), me acuerdo que a Silvia y otra tía, las asustaban mucho.

No se como uno se puede acostumbrar a ese tipo de cosas, pero así estuvieron por años, cuando 2 de las tías murieron y para dejar mas espacio a los inquilinos, me acuerdo que mi tía Silvia, se dormía con mi tía abuela y en una de esas ocasiones que mi tía abuela fue al baño, y a falta de llevar sus lentes en la noche vio claramente a una persona lavando los trastes, pero al regresar vio a su hija dormida y se volvió a la cocina para confirmar que no había nadie.

En otra de las tantas veces y a quejas de silvia, mi tía abuela se levanto por la noche y comento que había luna llena que alumbraba mucho a la habitación y mi tía al dormir en un colchón a los pies de mi tía abuela, vio a una niña de no mas de 8 años brincando en la esquina de la cama de mi tía Silvia y al prender su luz de la lampara ya no estaba.

 

En otra ocasión  y fue de las ultimas que platico mi tía abuela, antes de morir a los 96 años de edad, comento que al ir al baño, al acostarse y apagar su cama sintió que se acostó alguien y dijo así “Silvia vete a tu cama a dormir que yo no puedo dormir contigo” al ver que aun se movía a los pies de la cama, que prende la luz y la sorpresa que se llevo, era una niña con vestido negro y con unas alas sentada a los pies de mi tía abuela y que no se desapareció al prender la luz, mi tía al ser tan viejita nada mas le dijo “Que quieres” y la niña al tener la cabeza inclinada sentadita, voltio la cara y le dijo a ti” con unos ojos malditos negros en su totalidad, mi tía muy valiente solo le mentó la madre y se puso a rezar y el espanto se fue.

Ahora relaciono que, probablemente mi tía abuela, en su juventud, al dedicarse a la brujería  abrió algún portal o caja de pandora que por muchos años, esas animas en pena, hacían de las suyas tanto a los familiares como a los huéspedes  a palabras de mi papa que ella era hermana de su mama, me comenta que fue muy mala con sus hermanas y acumulaba el dinero y que si no se moría, era por que estaba pagando en vida lo mal que se porto.

Así que aquí una moraleja, no te dediques a la brujería,  no juegues con la ouija, no invoques a los muertos, por que algún demonio se puede hacer pasar por ellos y ser victima de malas consecuencias.

De esa niña de negro con unas especies de alas, solo me queda pensar que era un demonio, que a mi tía le quería hacer pagar algo de lo que en su juventud, había hecho.


No dejes de visitar nuestras Leyendas Cortas para más leyendas nuevas y terrorificas.
{ 5 comments… add one }
  • chequita rojas 4 abril, 2013, 14:02

    me encanto la leyenda y si me dio mieditis, x eso “NO INVOQUES A LOS MUERTOS” OK 0j0 🙂

  • natasha 11 abril, 2013, 14:43

    Es sierto mis amigas y yo bemos y escuchamos sus voce

  • natasha 11 abril, 2013, 14:46

    Orale me dio miedo yo beo niñas q piden alluda x no juegen con los muertos!!!!

  • laura latorre 2 mayo, 2013, 8:07

    me dio mucho miedo porque mi mama salio y quede sola hera denoche q miedo deberdad
    “no se invoques a los muertos”

  • nenita emoxa 15 mayo, 2013, 14:07

    eso imagen si medio miedo ono

Leave a Comment

Next post:

Previous post:

Leer más
La leyenda de la monja del vaso

Cuenta la leyenda que hubo una mujer a la que sus padres forzaron para tomar los votos, por esta razón,...

Cuento corto del guerrero samurái

Los cuentos cortos de Japón tienen valores universales que son aplicables en cualquier época. El relato que te queremos compartir...

Cerrar