La muñeca maldita

Dicen que los objetos adquieren las energías de las personas que los poseen, y que si tienes los conocimientos necesarios puedes dotarlos de otras intenciones. No se si sea cierto, pero nunca olvidaré el asunto de la muñeca maldita; que tanto terror causó en mi familia. Vengo de una familia muy humilde y numerosa, así que compartimos las dichas y las penas, nos apoyamos en todas las ocasiones.

Si mi familia era muy pobre, la de mi tío estaba en peor situación. Tenían varios hijos y para ellos cubrir sus necesidades era todo un reto; por lo que pocas veces podían permitirse un capricho; sin embargo, su hija pequeña cumplía años y tenía muchos meses rogando por una muñeca para jugar, una de verdad, no una de trapos viejos. Mi tío escuchaba sus plegarias todas las noches, pidiéndola con esas palabras y se le rompía el corazón de sólo imaginar su carita triste y desilusionada al no encontrar la muñeca. Leyenda completa…

Altas temperaturas

Leobardo deseaba desintoxicar su cuerpo de las sustancias malignas que al paso del tiempo se fueron acumulando en su organismo. Una amiga le recomendó que fuera a un local de baños turcos, pues la experiencia de someterse a un tratamiento de esa clase, le ayudaría a relajarse y al mismo tiempo a depurar su sistema. Leyenda completa…

Sucedió en la Habana

Carlos Manuel un amigo muy querido me invitó a visitarlo en su residencia de Cuba. Sin embargo, yo nunca me he sentido cómodo viviendo en domicilios ajenos durante mis vacaciones, ya que no me gusta incomodar a las personas.
Leyenda completa…

Página 6 de 39« Primera456782030Última »